calidad y servicio

Un excelente producto durante los 365 días

Colocar al cliente en el centro de la estrategia de un negocio va mucho más allá de un objetivo comercial y supone un ambicioso y continuo reto en cuanto a la calidad, tanto del producto como del servicio que rodea a todo el proceso.

 La calidad, por su parte, viene definida por la propia marca –Aparici– como máximo garante de un excelente producto durante los 365 días del año.

Las mejores variedades, las mejores tierras y los mejores agricultores, con un exhaustivo seguimiento del cultivo -desde la siembra hasta la cosecha- regido por el Sistema de Calidad Aparici, avalan el resultado.

Cada cebolla se recolecta en su punto óptimo de madurez y se deja secar en el propio campo, de forma natural, a fin de preservar su calidad y consistencia.

Cuando la variedad o el propio abastecimiento exigen su almacenaje, este se realiza en las mejores condiciones de conservación, con temperatura y humedad controladas y con una minuciosa clasificación y calibrado.

Por otro lado, y como refuerzo a la excelencia del producto, Aparici ofrece un esmerado servicio que integra una doble vertiente: un servicio de suministro, altamente coordinado y eficaz, que permite envasar y expedir en menos de 24 horas desde la aceptación del pedido, y un servicio comercial que se extiende más allá de la entrega, ofreciendo un asesoramiento experto y permanente incluso en el propio punto de venta.

Cada pedido es único y se prepara de forma exclusiva, atendiendo a los requerimientos de cada cliente, con una perfecta sincronización de todos los procesos de envasado y ventas.

El desarrollo de nuevas variedades y la innovación en formatos para la comercialización del producto forman parte de la anticipación de Aparici, atentos siempre a las tendencias que imperan en el mercado y a las exigencias del nuevo consumidor.